Torre de la Calahorra

La Torre de la Calahorra de Córdoba fue un importante punto estratégico de defensa y control en la ciudad de Córdoba. Existen diferentes referencias de este monumento como torre importante en la conquista cristiana. 

El arco de herradura funcionaba a modo de puerta anexa al puente, reforzando el recinto de forma rectangular en el siglo XII. 

Fue a principios del siglo XX cuando fue reconocida como Monumento Histórico Artístico, dado a las diferentes remodelaciones que sufrió a lo largo de la historia. Hoy en día, en la Torre de la Calahorra, podemos encontrar el Museo Vivo de al-Ándalus, en el que se puede ver la correlación y vivencias entre las culturas cristianas, judías y musulmanas. En este gran museo se podrá revivir el pasado de la ciudad de Córdoba.

Cómo llegar a la Torre de la Calahorra

La Torre de la Calahorra se encuentra en el extremo sur del Puente Romano de Córdoba. Podrás llegar a pie cruzando el Puente Romano, además, en su extremo opuesto, podrás encontrar la Mezquita-Catedral de Córdoba (enlazar), pudiendo disfrutar en poco tiempo de dos de los mejores monumentos de la ciudad de Córdoba.

Llegar a la Torre de la Calahorra en autobús

Para llegar a la Torre de la Calahorra en autobús podrás coger las diferentes rutas de transporte público en la ciudad de Córdoba, las cuales son:

  • Línea de autobús 3
  • Línea de autobús 6
  • Línea de autobús 9
  • Línea de autobús 15
  • Línea de autobús 16

Precio del Museo Vivo de Al-Ándalus

Los precios del museo Vivo de Al-Ándalus son:

  • Tarifa normal: 4,50 €

Menores de 8 años disponen de entrada gratuita.

  • Tarifa reducida: 3,00€

Estudiantes, carné joven, pensionistas y jubilados.

  • Tarifa súper reducida: 2,00€

Nacidos y residentes en Córdoba y provincia.

  • Tarifa de grupo: 3,00€

Grupos a partir de 15 personas, independientemente si son de la Comunidad Europea.

Entrada Calahorra

Historia de la Torre de la Calahorra

La Torre de la Calahorra se levantó a manos de los musulmanes en el Puente Romano de Córdoba que atraviesa el río Guadalquivir, en su extremo sur. Originalmente tenía un uso defensivo, para controlar esta entrada a la ciudad y la fortaleza contaba con dos torres para ello.

Al llegar los cristianos a Córdoba en el siglo XIV, después de la batalla entre Pedro I y Enrique de Trastámara por la pugna del trono castellano, el vencedor Enrique II mandó a construir una tercera torre, para que la Calahorra tuviera una planta de cruz con tres brazos. Aún con esta remodelación, se mantuvo la sencillez que caracterizaba al lugar tanto en el interior de la torre como en su exterior. En la fachada oriental, se puede observar un escudo de armas de Castilla y León que justifica aún más esta era.

A finales del siglo XV con la aparición de la pólvora y el gran desarrollo que hubo en la artillería, se añadieron edificaciones troneras de orbe y cruz, orificios para disparar de forma segura la pólvora.

Hasta llegar al siglo XVIII la Torre de la Calahorra seguía manteniendo su función defensiva, hasta que empezó a ser utilizada como cárcel, principalmente para moriscos que procedían de la ciudad de Granada y soldados extranjeros.

En el siglo XIX, la torre tuvo una escuela de niñas hasta el año 1931, cuando este monumento fue declarado Bien de Interés Cultural y desde el año 1987 a la actualidad, alberga el Museo Vivo de al-Ándalus.

Córdoba Calahorra noche

¿Qué función tenía la Torre de la Calahorra?

La función principal de la Torre de la Calahorra era defensiva, siendo un punto estratégico de defensa y control de la ciudad. Protegía el acceso por el Puente Romano debido a la facilidad que originalmente tenía para el acceso a la ciudad. Se piensa que en sus inicios dispuso de 3 torres defensivas en este lugar haciendo así más fuerte la defensa de esta entrada de la ciudad.

Preguntas Frecuentes de la Torre de la Calahorra

La Torre de la Calahorra está en el extremo sur del Puente Romano de Córdoba.
La Torre de la Calahorra se construyó en la Edad Media, antes de la conquista de la ciudad por Fernando III. No está certificado su origen pero los primeros datos sobre la torre, se remontan al año 1236 siendo un difícil obstáculo para el asedio cristiano.
Los precios de las entradas al Museo Vivo de Al-Andalus son variados. La tarifa normal es de 4,5€, la reducida (jóvenes, jubilados y pensionistas) es de 3€, la súper-reducida (nacidos y residentes en Córdoba y provincia) de 2€ y la tarifa grupal (15 personas) de 3€. Finalmente, los niños menores de 8 años tienen entrada gratuita.